Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies

Resultados en sorteos de Loterías y Apuestas del Estado y ONCE. Toda la actualidad de los principales sorteos españoles
¿No tienes cuenta? Regístrate en CG.com

Jugar sí. Ludopatía no.

La práctica de juegos de azar y lotería como parte de ocio y diversión, es en la que el apostante juega conociendo las propabilidades de ganar o perder, de forma moderada y disfrutando de la experiencia de jugar sin asumir altos riesgos según las circunstancias propias de esa persona. Es lo que se conoce como juego saludable. Si consideras que el juego es un problema y deja de ser un juego saludable, te recomendamos que dejes de jugar y/o contactes con grupos contra la ludopatía que te podrán ayudar de forma gratuita

Criterios para diagnosticar el juego patológico o la ludopatía

Según la American Psychiatric Association, el comportamiento de juego desadaptativo, persistente y recurrente, es caraterizado por lo menos por cinco (o más) de los siguientes síntomas:

  • Preocupación por el juego. Por ejemplo: preocupación por revivir experiencias pasadas de juego, compensar ventajas entre competidores o planificar la próxima aventura, o pensar formas de conseguir dinero para poder jugar
  • Necesidad de jugar con cantidades crecientes de dinero para conseguir el grado de excitación deseado.
  • Fracaso repetido de los esfuerzos para controlar, interrumpir o detener el juego.
  • Inquietud o irritabilidad cuando intenta interrumpir o detener el juego.
  • El juego se utiliza como estrategia para escapar de los problemas o para aliviar la disforia. Por ejemplo sentimientos de desesperanza, culpa, ansiedad o depresión
  • Después de perder dinero en el juego, se vuelve otro día para intentar recuperarlo (tratando de 'cazar' las propias pérdidas).
  • Se engaña a los miembros de la familia, terapeutas u otras personas para ocultar el grado de implicación con el juego.
  • Se cometen actos ilegales, como falsificación, fraude, robo o abuso de confianza para financiar el juego.
  • Se han arriesgado o perdido relaciones interpersonales significativas, trabajo y oportunidades educativas o profesionales debido al juego.
  • Se confía en que los demás proporcionen dinero que alivie la desesperada situación financiera causada por el juego.

Qué hacer si soy ludópata

Hay numerosas asociaciones gratuitas y sin ánimo de lucro, tanto locales como nacionales, que le ayudarán a superar sus problemas de adicción. También existen mecanismos de autoexclusión en distintos gestores de servicios.