Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias, analizando los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Configuración y más información en nuestra política de cookies

¿Deseas recibir notificaciones?

No te pierdas ningún resultado ni noticias de tus juegos favoritos.


La triste historia de un hombre que ganó la lotería y murió tres semanas después

Comenzó el año 2018 con una gran alegría en forma de millones, pero varias semanas después fue diagnosticado con un cáncer en estado avanzado.


Foto del autor @danielmv,

La triste historia de un hombre que ganó la lotería y murió tres semanas después
La triste historia de un hombre que ganó la lotería y murió tres semanas después

"Comprar un nuevo camión, pagar algunas deudas e invertir en el futuro". Eso era lo que Donald Savastano había pensado en hacer con el millón de dólares que había ganado en la lotería. Pero la alegría le duró muy poco a este neoyorquino de 51 años tras fallecer a causa de un cáncer cerebral y pulmonar.

Fue a principios de enero, cuando este carpintero de oficio se llevó una de las alegrías de su vida gracias a la lotería. Pero como se suele decir en muchas ocasiones, el dinero no siempre es sinónimo de felicidad, y pocos días después de convertirse en millonario Savastano fue ingresado en un hospital en estado muy grave.

"Hizo que un amigo suyo viniera y me contase que estaba muy enfermo, que tenía cáncer cerebral y pulmonar y que estaba en el hospital, que pensaba que no iba a sobrevivir", declaró la cajera que vendió el boleto ganador días antes.

Finalmente, Donald Savastano pasó pocos días ingresado en el hospital y falleció en su casa rodeado de sus seres queridos.

Comentarios


000ba8b4 avatar
000ba8b4
20

...efectivamente, el dinero no es sinónimo de felicidad y menos compra la vida, pero lo cierto es "que ayuda que jode" Al menos, su familia quedará protegida de sufrir angustias y carencias, siendo esto ya bastante en tu día a día, saber que tienes resuelto los problemas secundarios y además, poder pagar un seguro particular y no estar con la Seguridad Social que más allá de un "tramadol" y poca cosa, no hace mas por ti.