Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias, analizando los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Configuración y más información en nuestra política de cookies

¿Deseas recibir notificaciones?

No te pierdas ningún resultado ni noticias de tus juegos favoritos.


La historia del matemático que encontró un fallo en la lotería y ganó millones

Jerry Selbee invirtió una gran cantidad en boletos de lotería con la certeza de que acabaría ganando.


Foto del autor @danielmv,

Pura estadística es lo que necesitó este estadounidense para convertirse en millonario. Foto: Boston.com.
Pura estadística es lo que necesitó este estadounidense para convertirse en millonario. Foto: Boston.com.

Dicen que la lotería es suerte. Tan solo tienes que dar con el número premiado y ‘puf’, tu vida cambiará de la noche de la mañana. Pero si nos paramos a pensar la lotería son números y, por lo tanto, matemáticas.

Esta sencilla deducción fue lo que llevó a Jerry Selbee (Michigan) en el año 2003 a encontrar un fallo entre todos esos números para convertirse en millonario. La noticia, publicada por ‘El Confidencial’, narra la historia de este estadounidense y matemático de profesión que ganó 27 millones de euros con su particular método.

El truco consistía en comprar cientos y cientos de boletos de lotería, durante todo el día, con una inversión diaria de miles de euros. Según publica el citado diario, los clientes de la tiendan pensaban que Selbee no era más que un pobre jubilado que no sabía lo que hacía. Pero detrás de todo ello había una estrategia que le permitió a este hombre encontrar un fallo en el sistema.

Pura estadística. Cuantos más boletos compraba más probabilidades había de ganar. La clave estaba en el bote acumulado, ya que cada vez que éste aumentaba mayor era el premio para los acertantes y más posibilidades de que la inversión de Selbee fuera rentable.

Así, la primera vez este matemático se gastó 2.200 dólares en lotería, obteniendo un premio de 2.150 dólares, lo que se traduce en solo 50 dólares de pérdidas. La siguiente semana de bote, volvió Jerry Selbee se gastó 3.400 dólares: ganó 6.300. Una vez más, volvió a probar y obtuvo 15.700 dólares tras apostar 8.000. Nueve años más tarde, este matemático y su mujer habían obtenido nada menos que 27 millones de dólares. Todo un golpe de suerte. O mejor dicho, de números.

Comentarios