Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias, analizando los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Configuración y más información en nuestra política de cookies

¿Deseas recibir notificaciones?

No te pierdas ningún resultado ni noticias de tus juegos favoritos.


Euromillones bote 130 millones

Muchos millones y muy pocas alegrías

Un habitante de Reino Unido ganó casi 200 millones de dólares hace seis años, pero esta tremenda fortuna se volvió en su contra y vida de siempre.


Foto del autor @danielmv,

Gillian y Adrian Bayford, tras ganar el Euromillon en 2012. Foto: Efe.
Gillian y Adrian Bayford, tras ganar el Euromillon en 2012. Foto: Efe.

Solo el que ha experimentado algo así puede contarlo con total garantías. Dicen que convertirse en millonario ganando la lotería puede ser la solución a todos tus problemas y el comienzo de una vida libre de preocupaciones. Pero el testimonio Adrian Bayford, un británico de 47 se aleja mucho de ese mundo idílico en el que todos pensamos que viviremos si nos toca la lotería.

Bayford, natural de Nottingham, en Reino Unido, ganó la friolera de 196 millones de dólares de la noche a la mañana gracias Euromillones, un golpe de suerte con el que pretendía seguir viviendo como siempre, algún caprichito y poco más. Pero esta tremenda fortuna se acabó volviendo en su contra.

Adrian viajó por todo el mundo y cerró la tienda de discos en la que trabajaba antes de convertirse en millonario, se compró una mansión valorada en 7,8 millones de dólares y prácticamente todo aquello que estuviera al alcance de su cartera. Pero con el paso del tiempo su historia se fue enturbiando. Primero con el divorcio de la que era su mujer, y después con varias relaciones efímeras y basadas en el interés.

“El dinero está, supuestamente, para hacer a todo el mundo feliz, pero convierte a la gente en personas exigentes y codiciosas. Les he dado dinero, casas y coches, pero siguen queriendo más”, declaro la que fue esposa de Adrian antes de su primer divorcio.

Adrian también abrió un nuevo negocio de compra-venta de películas en Cambridge que tampoco llegó a ninguna parte. Fue entonces cuando este británico volvió a poner sus pies sobre la tierra y decidió que lo que realmente le hacía feliz era su forma de vida antes de convertirse en millonario. Fue por eso que reabrió su antigua tienda de discos y dejó a un lado una época llena de lujos pero muy vacía de felicidad y vida.

Comentarios


Otros sorteos
La suerte va contigo a todas partes
Prueba la aplicación de resultados de lotería para móviles
APP de lotería para iOSAPP de lotería para Android
Síguenos en redes sociales
Seguridad en Combinacionganadora
Sello SSL
Juego responsable

La práctica de juegos de azar y lotería como parte de ocio y diversión, es en la que el apostante juega conociendo las propabilidades de ganar o perder, de forma moderada y disfrutando de la experiencia de jugar sin asumir altos riesgos según las circunstancias propias de esa persona. Es lo que se conoce como juego responsable

Aviso contra fraudes

Sigue una regla de oro: la única forma de ganar, es jugando. Desconfía de emails o llamadas telefónicas sobre loterías y apuestas, y por supuesto no envíes dinero para cobrar premios ni en ningún otro concepto. Para jugar, lo puedes hacer físicamente en una administración oficial de lotería o a través de servicios de gestión de lotería online de confianza. Consejos para evitar fraudes

Sobre CombinacionGanadora.com y nuestra pasión por la lotería

Desde 2.004, Combinacionganadora ofrece información sobre Lotería y Apuestas del Estado y la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE), añadiendo una mayor cantidad de información y ayuda a los jugadores de lotería. Esta información se proporciona sin garantía, siendo actualizada constantemente según los datos que obtenemos de las publicaciones realizadas por las entidades de lotería estatal.


© 2004-2018 Bamio Network SL | CIF: ESB23643661 | Paseo de España 31, Jaén, España. V0.0136