Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias, analizando los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Configuración y más información en nuestra política de cookies

¿Deseas recibir notificaciones?

No te pierdas ningún resultado ni noticias de tus juegos favoritos.


Gana un millón de libras y su marido no le cree

Charlotte Peart gastó una broma a su marido unos meses antes, así que cuando realmente le tocó la lotería éste no le creyó.


Foto del autor @Combinacionganadora,

Gana un millón de libras y su marido no le cree

¿Recuerdan el cuento del lobo? Pues eso mismo le ha pasado a Charlotte Peart, una habitante de Reino Unido a la que le tocó la lotería pero su marido no le creyó. Fue el pasado 28 de agosto, cuando esta mujer llamó a Daniel Peart para decirle que le habían tocado un millón de libras. Por más que insistió no hubo manera de convencerle, ya que un mes antes le gastó una pesada broma asegurándole que habían ganado 250.000 libras. Así que cuando realmente sucedió su marido no cayó en la misma trampa.

"No la creí en absoluto porque nos gusta mucho hacernos enfadar el uno al otro", reconoció el marido en unas declaraciones recogidas por la cadena SkyNews. Fue entonces cuando Charlotte cogió el teléfono móvil y le mandó una captura del mensaje en el que se mostraba que había ganado el millón de libras. Para conseguir el premio utilizó la última libra y media que le quedaba en su cuenta online para jugar, según comenta su marido: "Él no me creyó y me dijo que no podía hablar conmigo en ese momento", sostiene la administrativa. La pareja protagonista vive en Whittlesey, cerca de Peterborough, y lleva cinco años casada. Con el dinero del premio planean comprar un terreno cercano a su residencia actual para construir una nueva vivienda, más grande, para que cada uno de sus tres hijos pueda tener su propio espacio: "Todos los niños se han ganado sus propias habitaciones, todos están entusiasmados con esto", aseguró Daniel. Para abrir boca estos padres ya han comprado los primeros caprichos a los pequeños de la casa, como son las famosas hoverboards o una Nintendo Switch para cada uno de ellos.

Comentarios