Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias y hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Config y más info: política de cookies

Euromillones

¡JUGAR!

Se convirtió en millonario en 1998, ahora asegura ser más feliz tras perderlo todo

Roy Gibney llegó a tenerlo todo, pero tras quedarse en la ruina por un divorcio descubrió la verdadera felicidad.


Foto del autor @danielmv,
Roy posa en su piscina con los números ganadores grabados en el suelo. Foto: Daily Mail.
Roy posa en su piscina con los números ganadores grabados en el suelo. Foto: Daily Mail.

Ganó 7,5 millones de libras gracias a la lotería, más de 8 millones de euros en el año 1998. Lo tenía todo en su poder: coches, una impresionante mansión de más de 10 hectáreas, un lago para pescar él solo... ¡hasta una enorme piscina con los números agraciados grabados en las baldosas!

Ahora, 21 años después, Roy Gibney, un británico de 64 años, ha descubierto que la felicidad no está en el dinero, y tras haberlo perdido todo se siente más aliviado y feliz que nunca. "Perdí dinero, me han abandonado y los millones en el banco han desaparecido. Llevo un estilo de vida más modesto, es más tranquilo, más normal y estoy felizmente feliz", declaró Roy en Mirror.

Aun así, este británico asegura haber disfrutado y exprimido el premio al máximo: "Hace 21 años tenía un montón de dinero para gastar. Viví la vida y las fiestas". Tal fue el derroche de Roy que tras ganar los 7,5 millones de libras tuvo la sangre fría de venderle el que era su coche a un amigo por el módico precio de 1 libra.

Después vinieron los problemas. Roy conoció a su ex esposa Darlene en las carreras, con la que tiene un hijo en común. En 2015, se separaron y Darlene consiguió arrebatarle una casa valorada en 350.000 libras en Escocia, un coche, una caravana y 50.000 libras más.

Ahora, tras un desengaño amoroso y monetario, Roy ha rehecho su vida con otra mujer, ha regresado a su ciudad natal y está reformando su casa de toda la vida, y asegura que sigue jugando a la lotería, a los mismos números que le dieron la alegría de su vida y que posteriormente le llevaron a la ruina: "Estoy seguro de que lo ganaré de nuevo. Pero si lo hago, no lo diré a nadie”, concluye.

Comparte esta noticia

¿Interesante?Compártela con tus amigos

Ponle nota, valora esta noticia

2 Votos

Tu valoración

Comentarios


No hay comentarios para mostrar