Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias, analizando los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Configuración y más información en nuestra política de cookies

¿Deseas recibir notificaciones?

No te pierdas ningún resultado ni noticias de tus juegos favoritos.


La curiosa tradición de un municipio malagueño con el sorteo de El Niño

Cada 6 de enero los habitantes de Casarabonela se reúnen en un establecimiento para abrir un misterioso sobre… ¿Qué contendrá?


Foto del autor @danielmv,

La curiosa tradición de un municipio malagueño con el sorteo de El Niño
La curiosa tradición de un municipio malagueño con el sorteo de El Niño

Falta poco para el sorteo de El Niño. Y aunque sabemos que no genera tanta ilusión como el de Navidad hay algunos que esperan cada 6 de enero (nunca mejor dicho) con la ilusión de un niño. Es el caso de los habitantes de Casarabonela, en Málaga, que tienen una tradición muy curiosa de comprobar si les ha tocado algo o no el día de Reyes.

Y es que tras el sorteo, y después de que la gran mayoría de los españoles conozcamos cuál ha sido el número premiado, cientos de habitantes de este municipio se reúnen en un establecimiento para abrir un sobre lacrado, en cuyo interior hay un décimo con un número totalmente desconocido para todos aquellos que participan en esta curiosa tradición. Así, todos a la vez, abrirán el misterioso sobre y sabrán si hay algún premiado entre los presentes.

La idea surgió hace unos ocho años, cuando Antonio Campos, que se convirtió en alcalde del pueblo más adelante, decidió comprar un décimo de El Niño y guardarlo en un sobre sin saber cuál era el número. La idea tuvo tan buena acogida que Campos tuvo que comprar más décimos y repartirlos entre los vecinos que también querían participar, hasta tal punto que el juego tiene su propia denominación: “El número oculto”.

La acogida de este juego ha sido tan grande con el paso de los años que incluso otros habitantes de pueblos cercanos se han unido a esta tradición. El ‘ritual’ se celebra cada año tras el sorteo de El Niño y en un establecimiento diferente. Para que, en el caso de que toque, dar a conocer el local y la gastronomía típica del municipio malagueño.

Comentarios


ganador138659 avatar
ganador138659
00

Yo quiero participar. En el próximo sorteo.