Jugar a Lotería de Navidad

Bote de Megamillions

354

millones de dólares

Martes, 06 diciembre 2022

JUGAR ONLINE

Anécdotas de la Lotería de Navidad

La Lotería de Navidad ha tenido infinidad de anécdotas a lo largo de sus 204 años de historia, desde una canción de Conchita Piquer hasta un inmigrante que pasó de tener 0 euros en la cuenta a ser millonario con 300.000 euros

Publicado
Vendedora en el salón del Palacio Real que se equivocó con el cuarto premio
Vendedora en el salón del Palacio Real que se equivocó con el cuarto premio

Los españoles suelen asociar la temporada de Navidad con la lotería debido a que los mayores sorteos nacionales se celebran en esas fechas: el Sorteo Extraordinario de Lotería de Navidad y el Sorteo Extraordinario de Lotería de ‘El Niño’.

Conforme se acercan esos sorteos la sensación de Navidad es más fuerte y también la compra de décimos de Navidad es más necesaria, más acuciante o más importante en cantidad.

Desde los comienzos de la Lotería en el Siglo XVIII, cuando el Marqués de Esquilache implantó la Lotería con carácter benéfico para ayudar a hospitales y a otras obras caritativas, las curiosidades y anécdotas que han sucedido en el sorteo de Navidad han sido infinitas.

En el Siglo XVIII no tuvo una tradición popular muy arraigada, sino que fue en el siglo XIX, a raíz de la Constitución de Cádiz en 1812 cuando se estableció formalmente el juego de la Lotería de Navidad.

Fue en diciembre de ese año, cuando tuvo lugar en la capital gaditana el primer Sorteo de Navidad que se celebró no el 22 de diciembre sino el 18 de diciembre. En 1892 cambió la fecha de celebración del sorteo desde el 18 de diciembre al 23 de diciembre. Años después volvió a cambiar la fecha al definitivo 22 de diciembre.

Así pues, el 22 de diciembre no es un día cualquiera del año, en España, sino el día de la Lotería, el día de la suerte, el día de la decepción, el día del Gordo de Navidad, o bien, el día de los Niños de San Ildefonso.

El primer «Gordo» de 1812, fue para el número 03604 y el precio del billete fue de 40 reales y el gordo de 8.000 pesos fuertes.

A la Lotería le cantó Conchita Piquer, famosa valenciana que cantó con la famosa “Mañana sale”, creada por Antonio Quintero, Rafael León y en la Música el maestro Quiroga. En su Letra hacía una referencia a la administración más popular en España en aquella época, “Es de doña Manolita……” decía la canción.

Desde la Navidad del año 1903, una fonda de Sant Guim de Freixenet (Segarra) juega al número 11.457, si bien no ha obtenido hasta el momento ningún premio importante. Un grupo de clientes decidieron la combinación jugando a las cartas.

En el año 1949 un malagueño predijo durante un sueño que el número premiado sería el 55.666 y tal como había predicho, el “Gordo” fue para ese número tan “raro”. El desafortunado señor, viajó a la Asociación Benéfica del Cuerpo de Correos de Madrid buscando el número y por desgracia para el, ya no pudo adquirirlo al haber sido enviado a otras localidades para su venta.

En 2009, una de las historias de la que más se habló en todos los medios de comunicación fue la de un inmigrante residente en España que ganó el premio 'Gordo' de la lotería y pasó de no tener ni un solo euro en su cuenta bancaria a tener 300.000 euros.

Otras historias poco conocidas de la Lotería de Navidad son la relacionada con los timos, y es que 204 años de historia dan para mucho y la picaresca también forma parte de ella.

El año 2003, las autoridades de Estados Unidos, Reino Unido y Corea del Sur alertaban a sus ciudadanos de una estafa que utilizaba como excusa la Lotería de Navidad española. Las personas afectadas por este timo recibían en su casa una carta en donde se le comunicaba que habían sido ganadores de un premio pero para recibir el importe, el afortunado debía enviar una cantidad de dinero para los costes de impuestos.

Por último, el pasado año 2015 una vendedora de lotería estaba en la sala del sorteo, y creyó ser obtenida con un premio de 200.000 euros por serie. La mujer convencida de que tenía varios décimos estalló en júbilo desde las butacas del Palacio Real. Pero tras los nervios iniciales comprobó de nuevo sus números y cayó en la decepción: “No me ha tocado” falsa alarma. Fúe en gran medida la gran sorpresa del sorteo del pasado año, ya que en ese momento todos los médios de comunicación rodearón a la señora equivocada con que le había tocado el cuarto premio.

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias, analizando los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Configuración y más información en nuestra política de cookies